Mis pronósticos para el Oscar 2017


Como en pocas ocasiones anteriormente, este año quise ver casi todas las películas nominadas al Oscar. Creo que hay variedad y calidad en la selección, pero también creo que son pocas las películas que serán realmente legendarias. Probablemente, la que más se recuerde con los años será La La Land, pero entre los intelectuales y conversadores del séptimo arte seguro discutirán sobre filmes como la francesa Elle (asombrosa película), Moonlight y Arrival. Destaca que, luego de un año con poca presencia de artistas de raza negra, la Academia se quiso reivindicar y nominó a varios talentosos actores y actrices negros, también gracias a que la industria (productores y distribuidores) entendieron que no todas las audiencias son blancas y las historias deben conectarse con su público.

Mejor película

La La Land. Aunque en Venezuela (y tal vez en Latinoamérica) no tengamos el gusto por los musicales (lo mismo que en EE UU no tienen el mismo paladar por las telenovelas), esta es una obra de arte. Es —más allá de la concepción musical— una coreografía fílmica. Un romance común (chica conoce a chico, se enamoran y tienen dificultades), que sirve para homenajear la edad dorada del Hollywood de los 50. El soundtrack pegajoso (City of Stars ganará sin duda también su Oscar) y un final que desconcertará a más de uno son parte de la receta de esta gran película. Aunque no es un drama duro como sus contrincantes (Moonlight, Manchester by the sea, Fences, etc) es una joya de película. El grupo de películas son todas muy buenas de disfrutar. Tal vez la que más dudas merece de estar aquí es Hacksaw Ridge, un gran blockbuster pero al que creo que le falta para ser de las mejores del año. La única que podría disputarle el premio es Moonlight, esa historia en tres tiempos de un joven negro de las zonas pobres de Miami, que cuenta con excelentes actuaciones, un guión lento pero rítmico y una estética coherente y original. El podio lo termina Arrival, mezcla de Interstelar con Contactos cercanos del tercer tipo.

Mejor Dirección

Damien Chazel (La La Land). La academia en los últimos años ha hecho algo que no entiendo. Le da el premio a mejor película a una y el de mejor director a otra. Este año no creo que lo haga. Chazel fue más que un director de cine, un director de una orquesta y de un ballet. Y no por ser un musical, únicamente, sino porque la película tiene tremendo ritmo narrativo y visual. Si el premio va para alguien más, será para Barry Jenkins (Moonlight). Insólito: que no haya sido nominado Denzel Washington por Fences.

Mejor actor

Denzel Washington (Fences). Se lleva su tercer Oscar. Es una actuación increíble. La película denota que es una obra de teatro, pero Denzel es auténtico, soberbio, en su personaje de un duro recolector de basura de los 50 que maneja con mano de hierro a su familia. Este no es el año de un Oscar para un Affleck.

Mejor actriz

Isabel Huppert (Elle). La protagonista de la película que más me sorprendió (y me gustó) de todas (y que debió estar entre las mejores películas del año) es audaz y excepcional. Leí en BBC Mundo que la francesa dijo que era una película con una historia poco convencional y que si no lo fuera no sería una película. Sólo digo esto: es una película que en su primera escena muestra una violación sexual muy violenta, y aun así se puede catalogar como una comedia muy negra. Sólo vería disputada la estatuilla por Natalie Portman por Jackie o Ruth Negga por Loving. Emma Stone no hace tanto y Meryl Streep ya tiene muchas en su casa.

Mejor actor de reparto

Mahershala Ali (Moonlight). Es quien hace que te conectes desde la primera escena con esta historia triste (muy triste) y conmovedora. Su actuación hace que se reivindique el concepto del antihéroe: un traficante de drogas con principios y buenas intenciones. Para mí la sorpresa no sería Dev Patel (Lion) sino Jeff Bridges (Hell or high wáter), con una interpretación excelsa de un viejo ranger de Texas.

Mejor actriz de reparto

Viola Davis (Fences). Si el año pasado no hubo nominaciones a negros, este año se llevan varios los actores de tez oscura. Y con toda la razón del mundo. Viola no tiene competencia en esta nominación. Si acaso la también negra Naomi Harris (Moonlight). Aunque muy buenas sus actuaciones, Nicole Kidman (Lion) y Michelle Williams (Manchester by the sea) lograron sus nominaciones por UNA sola escena, muy dramáticas ambas y en las que ambas lloran.

Cinematografía

Linus Sandgreen (La La Land). La fotografía de esta película es una joya, una destreza técnica. No hay quien le gane. Sólo la disputa Moonlight.

Diseño de vestuario

Aunque no la he visto aún, me atrevo a decir que la ganadora será Consolata Boyle (Florence Foster Jenkins). La contendora es La La Land.

Edición fílmica

Tom Cross (La La Land). Pegar tantas escenas y tomas, colores y canciones, y convertirlo en esa obra, merece varios premios.

Música original

Aunque La La Land es un musical, podría competirle aquí Moonlight. La musicalización es escencial en manejar el ambiente emocional de esta dramática película. Ojo.

Canción original

City of stars (La La Land). Es absurdamente pegajoso este tema. Es romántico, divertido, triste y nostálgico, como la película.

Guión adaptado

Otra categoría que me genera dudas. Fences es mi favorita, aunque podría competirle Arrival. En ambos casos, su guión y su historia es lo que las hace prevalecer.

Guión original

Me faltan ver The Lobster y 20th Century woman, pero me atrevo a decir que Manchester by the sea se gana el Oscar aquí. Es una historia compleja y triste, y eso la hace real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s