La vida sensacional de Daniel Sarcos


A poco más de un año de iniciar nuevos retos fuera de Venezuela y en pleno divorcio de Chiquinquirá Delgado, el animador vive en un trajín en tres países que, lejos de agotarlo, lo revitaliza profesionalmente. Se prepara para llevar a  las tablas el monólogo “¿Divorciarme yo?”, original de Orlando Urdaneta, escribe nuevos capítulos de su propia obra teatral y sueña con tener un Late Show. Con casi dos décadas de carrera artística, su vida sigue siendo “sensacional”

Por: Roberto Rasquin

(Publicado originalmente en la portada de la revista SBA Report #16, Junio 2011)

No se puede negar que Daniel Sarcos es el mejor animador con cédula y pasaporte venezolano de, al menos, los últimos veinte años.  En Venezuela, conducir Sábado Sensacional es como ser portador del cetro al mejor animador de la televisión. Así le pasó a Daniel Sarcos, quien recibió el testigo que dejaron Amador Bendayán y Gilberto Correa del maratónico programa sabatino de Venevisión y en el que estuvo durante doce años.

Ver Sábado Sensacional es un placer casi culposo; no importa el estrato social en Venezuela, todos lo ven, aunque guarden el secreto con celo. Por eso Sarcos es tan conocido y apreciado en el país. Por si fuera poco, es envidiado públicamente por muchos hombres por su “suerte” con mujeres bellas, como su ahora ex esposa, la modelo y presentadora Chiquinquirá Delgado, con quien anunció su divorcio a principios de este año.

Desde que en enero de 2010 dejó Venevisión, la vida de Sarcos ha estado llena de cambios y más éxito. Comenzó a animar en Ecuador el programa El Familión Nestlé, en Gama TV, en Color Visión de República Domincana Aquí se habla español, y en Miami el magazine matutino ¡Levántate!, de la cadena Telemundo, el cual compite directamente con el espacio animado por su ex, Chiquinquirá, en Univisión. Todo simultáneamente, lo que lo hace vivir una realidad bastante ajetreada.

¿Cómo está todo en tu vida ahora con tantos viajes?

― Todo está muy bien, gracias a Dios. Una de las cosas que más me preocupa es la salud, porque con este ritmo que llevo es una de las cosas que más tengo que cuidar. Pero todo perfecto, muy apegado a los agentes y muy respetuoso a mi tiempo y al de los demás, porque realmente vivir entre tres países no es una cosa fácil y más haciendo televisión para los tres países.

 ¿Te ha afectado físicamente?

― No, hasta el momento no me ha afectado físicamente. Hay un poco de agotamiento porque no es normal llevar este ritmo de pasar lunes y martes en Quito, de miércoles a viernes en Miami y viernes, sábado y domingo en Santo Domingo, Republica Dominicana, para empezar nuevamente el lunes en Quito. Puede resultar siendo bastante exigente.

 ¿Tu vida sigue siendo nada sensacional?

― ¡Sí! Yo todavía sigo durmiendo con ese juego de palabras. Gracias a Dios la vida se ha encargado de hacerlo cada vez más contradictorio. La vida ha sido muy generosa conmigo pero al fin y al cabo en la noche cuando llego a mi casa mi vida es tan sencilla, tan común y tan corriente como la de cualquier persona que va a leer esta revista.

Ahora que ha pasado tanto tiempo desde que te fuiste de Sábado Sensacional, ¿crees que ha sido una buena decisión?

― Yo creo que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. El tiempo me ha ido dando la razón y sí, yo creo que nunca se está lo suficientemente cómodo como para negarse la oportunidad de seguir experimentando y de proponerse cosas nuevas.

El “mal gusto” femenino

Si algo ha caracterizado a Daniel Sarcos es su éxito con las féminas. Entre las conocidas están la ex animadora del Kino Táchira, Soraya Villarreal y Chiquinquirá, con quien tiene una pequeña hija, Carlota. Además, recientemente se le ha relacionado con su compañera en Aquí se habla español, la dominicana Ibelka Ulerio, así como la venezolana Jessica Pereira. No obstante, él desmiente todo.

Has tenido mujeres espectaculares en tu vida, ¿qué crees que ven las mujeres en ti?

― ¡La verdad es que el mal gusto es universal! ¡Si ellas quieren seguir no tengo problema!

Recordaba una frase que leí una vez de Marc Anthony: su papá le dijo que él era muy feo, así que le tocaba ser muy talentoso para tener éxito con las mujeres, ¿Qué piensas de eso?

― Bueno, yo más bien me acuerdo de una frase que me dijo mi gran amigo El Conde del Guácharo: que cuando uno es feo tiene que meterle a la “muela” rapidito, tú sabes, no dejarlas que se den cuenta de lo que se han metido. De noche, caminando rápido, hablando y echando chistes, ¡no te para nadie! (risas)

¿Tienes pareja actualmente?

― No, es muy pronto para que hablemos de eso. Recuerda que apenas mi divorcio formalmente arrancó en febrero, han pasado pocos meses y no quiero decir o hacer nada que pueda entorpecer esta relación tan civilizada que estamos llevando en el proceso de separación.

¿Extrañas algo de Chiquinquirá?

― Sí, ¿cómo no? El que no extrañe a una mujer tan bella, tan inteligente y talentosa como Chiqui, pues está loco.

Daniel y los Bilboard

Tanta exposición internacional y ser parte de una cadena como Telemundo catapultaron a Sarcos rápidamente hacia uno de los eventos más importantes del mercado hispano en Estados Unidos: los Bilboard Latinos.

¿Cuál es la diferencia entre animar el Miss Venezuela y los Bilboard?

― Bueno, la verdad que los recursos; el presupuesto con que se trabaja es realmente impresionante. Cuando llegué vi siete cámaras High Definition, todas robóticas, pantallas Led que subían y bajaban, Marc Anthony cantando en un escenario, Luis Fonsi en el otro, el grupo Aventura subiendo a recibir un premio, Chino y Nacho cantando junto a El Cata y Dylan y Lenny, dieciséis motos entrando, dobles afuera haciendo la presentación de Don Omar, Vin Diesel a través de la pantalla… ¡Dios mío, qué producción!

¿Qué crees que pudieras mejorar como animador?

― Un montón de cosas, con decirte que todavía a estas alturas me da vergüenza, me da pena y me causa sudoración verme en televisión. Por eso analizo esas cosas, tengo gente que trabaja conmigo que me da algunos datos. Uno en el fondo sabe en qué la “chorreó”, en qué se equivocó,  pero tengo muchas cosas que aprender siempre porque tengo el síndrome “del nuevo”.

¿Crees que vayas a animar de nuevo los Billboard?

― Tengo una suerte que me ha acompañado durante toda mi vida. Creo que sí, porque los resultados fueron maravillosos este año desde el punto de vista artístico y desde el punto del rating y de la sintonía: fueron los Billboard más vistos en los 23 años de historia que tiene el premio.

Su obra sensacional

En 2009 Sarcos comenzó una nueva etapa en su vida: la de actor de teatro. La experiencia no era tan novedosa, ya que en 2006 había actuado en el filme venezolano-dominicano Un macho de mujer. Así que tomó nota de sus propias vivencias y armó el libreto para el monólogo Mi vida no es tan sensacional. Tal vez anticipaba su salida del programa que lo había hecho famoso. Para sorpresa de muchos, la obra fue todo un éxito y despertó admiración, risas y aplausos entre los asistentes.

¿Cómo va el teatro con tanta televisión?

― Estoy ensayando “¿Divorciarme yo?”, que es mi nuevo proyecto teatral, pero entre los viajes, las mudanzas, el establecimiento en un nuevo país, una nueva ciudad… son un montón de cosas que hay que poner en orden. He ensayado con muy poca disciplina, el director y el escritor de la obra, Orlando Urdaneta, me regaña cada vez que hablamos por teléfono porque todavía no entiende que estoy en un proceso de consolidación de todas mis cosas acá. Espero dentro de unos meses poder estar estrenando la obra.

¿Es el mismo monólogo de Orlando adaptado a tu vida?

― Es el mismo monólogo. Él no ha querido ―y creo que es muy bueno que sea así― modificar la obra. Quiere que la haga tal cual como el texto que él hizo, solamente con alguna adaptación de modismos para cada uno de los países donde tenemos proyectado presentarnos.

¿No le vas a poner nada de tu vida?

― Esa obra tiene un principio y un final. Ya para las cosas de mi vida está Mi vida no es tan sensacional, que cada vez que me siento a escribirla lleva como seis capítulos más.

¿Volverías a vivir todo como lo has vivido?

―Sí, la verdad que sí. El recorrido ha sido bastante interesante.

¿Nada de lo que te hayas arrepentido?

― Unas dos o tres cositas. ¡Pero esas no se cuentan!

 

RECUADRO

Sarcos de noche

Inquieto y creativo, Daniel Sarcos no se plantea quedarse sólo con el éxito actual. Por eso ya tiene planeado otro proyecto: trabajar de noche. Claro, en televisión, siguiendo los pasos de David Letterman, Jay Leno y, más cercanos, Luis Chataing o Adal Ramones.

¿No te has planteado hacer un  Late Show?

― Ese es el sueño de muchos de los conductores de la televisión. Yo creo que todos queremos tener un programa nocturno donde poder expresarnos con un poquito más de libertad que cuando lo hacemos en horarios restringidos y todo esto, ¿no? Pero realmente este programa lo escribí, lo tengo guardado, es un proyecto y se llama “Yo invito y tú pagas”. Ojalá llegue el momento de ponerlo en práctica, pero imagínate, con un programa mañanero acá en Miami, con uno en Quito y con otro los fines de semana en Santo Domingo, creo que intentar hacer otro programa de televisión sería una locura. Podría ser un próximo proyecto, pero no lo veo tan inmediato.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s